Pasteles salados de gambas y espinacas

Receta de pasteles salados de gambas y espinacas

Unos deliciosos pasteles salados con gambas y espinacas, que quedarán de lujo en cualquier mesa y ocasión, pues se pueden comer fríos, tibios o calientes.

¿Quieres ver los ingredientes para Pasteles salados de gambas y espinacas?

Descubre los ingredientes para hacer Pasteles salados de gambas y espinacas pinchando aquí:

¿Cómo hacer pasteles salados de gambas y espinacas?

1

Antes de hacer nada, pondremos a precalentar el horno a 180ºC, para cuando llegue el momento de hornear los pasteles salados, que hoy presentaremos de gambitas. Cuanto tengamos las espinacas lavadas, las cortaremos en una fina juliana, para después ponerla a rehogar en una sartén con un poco de aceite de oliva, donde añadiremos también una cucharada de eneldo y otra de cebollino picadito. Dejamos que las espinacas se cocicen unos tres o cuatro minutos junto a las hierbas.

2

Mientras, batiremos los huevos en un bol y añadiremos las gambitas peladas y un par de cucharadas soperas de nata líquida. Removemos bien y lo agregamos a la sartén de las espinacas.

3

Permitimos que la mezcla para los pasteles salados se cocinen un par de minutitos más.

4

Engrasamos unos moldes para horno, tipo flaneras, y disponemos el rehogado en su interior. Los llevamos al horno y dejamos que los pasteles salados se cocinen al baño maría durante 40 minutos.

5

Sacamos del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar. Los pasteles salados se pueden servir fríos o tibios.

6

Foto orientativa: DaveFayram

Nota del autor:

Esta misma elaboración para los pasteles salados se puede realizar sustituyendo la gamba por cualquier otro marisco o incluso por pescado del tipo salmón, rape o atún.

Otras búsquedas relacionadas con "Pasteles salados de gambas y espinacas"